miércoles, 7 de noviembre de 2007

Solomillo en salsa roja con patatas panaderas


Hoy toca este receta que, aunque tiene muy buena pinta, no es más que la falta de tiempo la que me obliga a hacerla, pues ayer me compre el libro de recetas de Arzak y me muero de ganas por poner alguna en práctica. ¡Maldito tiempo! ¡Como corres, endiablado!

El libro de Arzak tiene una pinta fabulosa. Es cocina creativa sencilla pensada para hacer en casa. Lo mejor, que todas las recetas traen foto. Ayer, en el Corte Inglés, paseando por la sección de libros de cocina, hubo algún que otro libro que también me llamó la atención, pero, ¡es increíble!, de cada diez recetas sólo tres traían fotos. La cocina creativa tiene necesariamente que deleitar a la vista antes de deleitar a la lengua. De eso se trata, al menos en mi opinión. La receta de hoy no deja de ser simple. ¿Qué hay más común que unas patatas panaderas? Pero bien presentadas todo cambia. ¿No creeis?

Bueno, hablaba de la pinta estupenda que tiene el libro de Arzak... Además, en cada receta Arzak ofrece alternativas a los alimentos menos comunes que hay en ella. Aunque ninguno es demasiado extraño, al igual que no lo son las técnicas que utiliza. Claro, que cuanto más se va metiendo uno en la cocina, más ganas le dan de probar otras técnicas. Y yo ya tengo un nuevo reto: probar el sifón de espuma de Ferrán Adriá. Eso sí, si mis queridos Reyes Magos me lo traen...

Solomillo en salsa roja con patatas panaderas

Ingredientes:

  • 1 solomillo de cerdo
  • 4 dientes dientes de ajo
  • 1 cucharadita y media de pimentón dulce
  • 1 pizca de pimienta negra
  • El zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharita de café de harina
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 patatas de tamaño mediano
Elaboración:

  • Por un lado, freimos las patatas panaderas en aceite con dos dientes de ajo enteros con piel y una raja.
  • Por otro lado, hacemos una salsa, majando los otros 2 dientes de ajo con 2 cucharadas de aceite, el zumo de 1/2 limón y el pimentón, y la espesamos con la cucharadita de harina.
  • Ponemos los solomillos en una sartén con unas gotas de aceite y doramos por fuera a fuego muy fuerte. Retiramos.
  • Untamos los solomillos con la salsa roja y los acabamos de hacer en el horno, colocados en una fuente untada con un poco de mantequilla, unos 15 minutos a 200º.
Recomendación:

Queda muy bien si guardamos un poco de la salsa roja para adornar el plato y las patatas con ayuda de una jeringa, pero hoy ya no quedó más tiempo...

2 comentarios:

David dijo...

Colega, colega, te estás pasando.

María Lunarillos dijo...

Me alegro que te guste. A ver si pronto encuentro un hueco para hacer alguna de las recetas de Arzak. ¡¡Ya verás qué chulas!!