jueves, 17 de enero de 2008

Torreta de nueces en sopa de chocolate


Esta receta es una versión de una receta de pastelitos de nuez que anda por Mundorecetas. No era mi intención que acabara así, con forma de torreta, pero debido a algunas complicaciones, los pastelitos acabaron transformados.

Torretta de nueces en sopa de chocolate

Ingredientes:

  • 75 g de chocolate para fundir
  • 250 g de nueces picadas
  • 100 g de azúcar
  • 75 g de margarina
  • 2 huevos grandes (o 3 pequeños)
  • Para la sopa: 100 g de chocolate para fundir, 100 ml de nata líquida para montar y 50 g de mantequillla.
Elaboración:
  • Se funde el chocolate con la margarina en el microondas.
  • Se baten las yemas con el azúcar hasta que estén cremosas.
  • Se montan las claras a punto de nieve.
  • Se añade a las yemas el chocolate, las nueces picadas y, finalmente, las claras montadas.
  • Se hornea a 150º durante 30 minutos, en cualquier molde.
  • Cuando esté listo, se saca del horno y se rompe todo, para que quede como grumitos de migas, y se van formando torretas metiendo cucharadas de esta pasta en aros de emplatar.
  • Para la sopa de chocolate: se pone la nata a hervir y, en cuanto hierva, se retira y se le añade la margarina, el chocolate y el azúcar hasta que se deshagan. Se sirve sobre la torreta.

6 comentarios:

Extreme Cook dijo...

He vuelto!!! Y me encuentro con ésta magnífica Torreta lista para coronar.

Saludos!

Rosa dijo...

Menuda torreta, un postre de lujo. La haré un día de estos, sin duda.
Rosa

OLGUIS dijo...

pues tiene toda la pinta de postre gourmet yo te doy un 10.
Saludos y gracias por tu comentario en mi blog.
olga.

Lala dijo...

um que bueno !! me encanta el chocolate .. este postre tiene que estar de vicio .. un saludo ..

Mirna dijo...

Lo siento María, pero no me queda claro cómo se hace la sopa. ¿En qué momento se le añade el chocolate a la nata? ¿Se pone todo a hervir?
Gracias

María Lunarillos dijo...

Huy, lo siento, se me olvidó ponerlo. El chocolate se echa junto con la margarina y el azúcar, ya fuera del fuego, y se remueve hasta que se deshaga.